BODY PUMP

BODY PUMP

Una fusión perfecta entre el aerobic y el levantamiento de pesas han dado como resultado el Body Pump. La sesión se divide en distintas canciones que se centran en trabajar un grupo de músculos diferentes.

Música, pesas, una barra y un step son las cuatro cosas esenciales que necesitas para practicar esta disciplina que te enganchará desde la primera clase. Trabajarás todos los músculos de tu cuerpo de forma individual, adaptando el nivel y la fuerza a tus capacidades o tus objetivos de entrenamiento. Conseguirás unos resultados rápidos y visibles en poco tiempo.

TONIFICA: MOLDEA TU CUERPO Y QUEMA CALORÍAS

La coreografía y la combinación de distintos movimientos hacen trabajar todo el cuerpo, por lo que es un magnífico aliado para quemar calorías a la vez que tonificamos sobre todo piernas, glúteos y caderas.

POSTURA: AUMENTA TU ESTABILIDAD, AGILIDAD Y COORDINACIÓN

Con los movimientos y estiramientos que trabajamos con el Body Pump conseguimos un alargamiento de los músculos y mejoramos su movilidad. Gracias a esto conseguirás aumentar la flexibilidad de tu cuerpo, ganando en equilibrio, agilidad y coordinación de tus movimientos diarios gracias al trabajo de la zona central del cuerpo.

VITALIDAD: AUMENTA LA RESISTENCIA Y REFUERZA LAS ARTICULACIONES

Los movimientos intensos del Body Pump contraen los principales grupos musculares y consiguen fortalecerlos, definirlos y aumentar su resistencia, disminuyendo el riesgo de lesiones. Además, mejora la movilidad de las articulaciones y aumenta ligeramente la densidad de los huesos, por lo que es muy adecuado para prevenir la osteoporosis.