YOGA

YOGA

Una disciplina milenaria que consigue fortalecer y serenar cuerpo, mente y espíritu mediante la práctica de ejercicios (asanas), la respiración y la meditación. El yoga es un estilo de vida que cada vez tiene más seguidores.  

Con el Yoga conseguirás trabajar todos los músculos del cuerpo, gracias a las diferentes posturas armonizadas con la respiración y la meditación. Hay más de 100 tipos diferentes de Yoga, y en todos ellos puedes avanzar distintos niveles de dificultad.

FLEXIBILIDAD: AUMENTA TU EQUILIBRIO, AGILIDAD Y COORDINACIÓN.

Las posturas que trabajamos con el Yoga consiguen un alargamiento de los músculos y mejoran su movilidad. Gracias a esto conseguirás aumentar la flexibilidad de tu cuerpo, ganando en equilibrio, agilidad y coordinación de tus movimientos diarios.

RESPIRACIÓN: REDUCE LA TENSIÓN Y EL ESTRÉS

El control de la respiración es la base del Yoga. Respiraciones profundas que cuando interiorices no solo aumentarás la eficacia de los ejercicios, sino que te servirán para la respiración en tu vida diaria, mejorando la circulación de tu cuerpo, la concentración y los niveles de estrés.

POSTURA: CORRIGE Y MEJORA LOS DOLORES DE ESPALDA

Con el Yoga conseguimos el fortalecimiento de los músculos, entre ellos los de la espalda, lo que nos ayuda a conseguir una postura correcta de la misma en nuestro día a día, aliviando las molestias que podamos tener y previniendo futuras lesiones o dolencias gracias a la alineación de espalda, estómago y hombros.

AUTOCONOCIMIENTO: APRENDERÁS A CONTROLARTE

Gracias al Yoga conocerás tu cuerpo y lo controlarás físicamente haciendo que los músculos trabajen correctamente los ejercicios y mentalmente siendo capaz de gestionar situaciones de estrés y ansiedad que puedan afectarte en tu vida diaria. Te sentirás mejor contigo mismo y con los que te rodean, con más paz interior.